Cuando las retrospectivas no funcionan: un ejercicio para obtener accionables

Desde que soy project manager y a la vez scrum master, facilito todas las ceremonias de scrum, inclusive las retrospectivas. Algunos creen que es la ceremonia más importante de todas. Sin embargo, a veces las retrospectivas se vuelven monótonas, se mencionan las mismas cosas una y otra vez y se llega a muy pocas tareas accionables. Una alternativa para mejorar esto es cambiar la dinámica de la reunión al introducir un ejercicio nuevo. Es así que me encontré con el método de “Los 3 Chanchitos”.

El equipo de scrum debe dejar sus notas en 3 columnas: La Casa de Ladrillos, La Casa de Madera y La Casa de Paja.

La Casa de Ladrillos: ¿Que hacemos que es super sólido? ¿En que nos destacamos? ¿Qué debemos seguir haciendo? Ej. Nuestros deploys están automatizados y son rápidos

La Casa de Madera: ¿Que hacemos bien pero podría ser mejor? Ej. Nuestros tests son buenos pero a veces fallan. En general sacamos features a producción y los tests los hacemos después.

La Casa de Paja: ¿Qué hacemos mal? ¿Qué hacemos que está por colapsar en cualquier momento? ¿En que fallamos?

Esta actividad puede ser anónima o no. Al final cada participante tendrá 3 votos y deberá utilizarlos en aquellos ítems que merezcan accionables.

Project Manager de la vida. Estudié geología por la naturaleza, encontré mi lugar en el mundo de sistemas 💻